user_mobilelogo

A día de hoy todavía existe un amplio debate sobre si los perros son omnívoros o carnívoros. Podemos encontrar numerosos estudios donde se comprueba que los perros son capaces de comer diferentes tipos de plantas y desde luego pocos hacen ascos a un buen trozo de pan. Sin embargo la balanza científica se inclina fuertemente ante la hipótesis de que el perro es un ser de naturaleza puramente carnívora, influenciado en la historia por la especie humana para comer otro tipo de alimentos.

Entre las razones que les animan a valorar esta hipótesis se encuentran el tamaño y la estructura de la dentadura canina con dientes largos y afilados diseñados para agarrar, desgarrar y triturar, diferentes a los de una vaca, por ejemplo, que son planos para morder y masticar. En el aparato digestivo aparecen igualmente muestras inequívocas de que están preparados para comer carne. El intestino del perro tiene una longitud de entre 5 y 6 veces la de su cuerpo, algo normal en carnívoros, mientras que el de los herbívoros se encuentra entre 10 y 12 veces la longitud de su cuerpo, preparado para digerir y romper los hidratos simples asimilando brotes y cereales. También el páncreas, el hígado, la vesícula biliar y el bazo muestran características similares que se adaptan mejor a la ingesta de proteínas y grasas de origen animal.

Por tanto, la mejor postura parece ser posicionarse ante la idea de que el perro es un animal esencialmente carnívoro, que se ha desarrollado fuera de su dieta natural y a día de hoy necesita ciertos nutrientes vegetales en mucha menor cantidad, no así cereales, cuyo cuerpo no está preparado para digerir y pueden provocar alergias u otros problemas de origen alimenticio.

Partiendo de esta base, vamos a hablar sobre los diferentes tipos de comida que podemos ofrecerle a nuestros peludos, intentando ser lo más objetivos posibles y analizando pros y contras de cada uno de ellos. Estos son algunos aspectos que deberíamos tener en cuenta independientemente del tipo de comida elegida:

·         Una buena alimentación será aquella que se denomine “grain free”, es decir, que contenga un 0% de cereales en su composición.  (Si contiene alguno, que sea arroz integral).

·         Se debe especificar que los ingredientes utilizados son aptos para consumo humano, lo cual nos garantiza que se han utilizado componentes de buena calidad y no restos o deshechos.

·         El ingrediente principal debe ser carne (o pescado) y nunca harinas de carne o subproductos de carne. En importante también que se especifique el animal concreto del que proviene la carne, y que no se nombre como “carne de ave” o “carne de presa”.

·         Si la etiqueta especifica % de carne fresca, debemos tener en cuenta que esa carne habrá sido posteriormente deshidratada y al quitarle el agua el peso será notablemente menor, por lo que el porcentaje real de carne será también menor sobre la composición.

·         Algunos químicos que utilizan marcas de baja calidad son dañinos para la salud del perro: BHA, BHT, etoxiquín (butylated hydroxyanisola (BHA), butylated hydroxytoluene (BHT), propyl gallate, propylene glycol, o ethoxyquin.

·         Si el perro que ha de consumir el alimento es de raza grande o gigante, la comida no debe incluir ácido cítrico (citric acid), o al menos no en grandes cantidades. El estómago no tolera bien esta sustancia y los riñones a menudo son incapaces de descomponerlo. Actualmente se está estudiando la relación del ácido cítrico con el aumento de probabilidad de torsiones de estómago.

·         La presencia de azúcar, sal, gluten de maíz y otros saborizantes sugiere que los ingredientes utilizados son de baja calidad.

·         Cuidado con las cenizas. Todos los piensos contienen cenizas en su composición, pero si el porcentaje de las mismas es muy elevado nos podemos hacer una idea de la calidad de la marca.

 

Piensos extrusionados

La gran mayoría de piensos comerciales se producen mezclando todos los ingredientes triturados y sometiéndolos  a un proceso térmico de presión y humedad de alta temperatura (hasta 140°C) para dar consistencia a las croquetas. Algunos nutrientes se pierden por el camino en este proceso, por lo que luego se añaden algunas vitaminas, grasas y minerales para conseguir los nutrientes deseados.

Datos a favor:

·         El alimento se conserva perfectamente durante un largo período de tiempo.

·         Si cumple todas las especificaciones anteriores estamos alimentando al perro con una dieta equilibrada y estará provisto de los nutrientes que necesita.

·         Es cómodo añadir la comida directamente de la bolsa al plato, sin más preparación.

Datos en contra:

·         El tiempo de digestión de estos tiempos es muy elevado (puede llegar a durar hasta 10h) por lo que el perro está mucho tiempo con el estómago lleno. No es raro ver a un perro vomitar a las 3 horas de comer y observar aún las croquetas intactas.

·         Las altas temperaturas del proceso de extrusionado forman burbujas que hacen que el volumen sea mayor, por lo que corresponde una ración en gramos mayor que si fuera un pienso no extrusionado.

·         Muchos perros se acaban cansando de comer todos los días lo mismo y empiezan a poner pegas a la hora de comer.

Ejemplos de buenas marcas de piensos extrusionados: Orijen, Acana, Taste of the Will, Natcane, Criadores…

 

Piensos no extrusionados o prensados en frío

                Los piensos prensados en frío se elaboran mediante un procesado a más baja temperatura (unos 75°C) y conservan las propiedades y los nutrientes de los componentes principales, por lo que no son necesarios aditivos de ningún tipo. Generalmente la mezcla se introduce en matrices que la comprimen y convierten el producto en croquetas o pellets.

                 

Datos a favor:

·         Si cumple todas las especificaciones anteriores estamos alimentando al perro con una dieta equilibrada y estará provisto de los nutrientes que necesita.

·         Es cómodo añadir la comida directamente de la bolsa al plato, sin más preparación.

·         El tiempo de digestión es mucho menor debido a que el pienso se deshace rápidamente en el estómago.

·         El volumen de los sacos es más reducido (a igualdad de peso), lo que implica mayor facilidad de almacenamiento.

·         Su elaboración disminuye la contaminación ambiental.

Datos en contra:

·         El pienso se mantiene fresco menos tiempo que los extrusionados, aunque aún es un período más que aceptable.

·         Muchos perros se acaban cansando de comer todos los días lo mismo y empiezan a poner pegas a la hora de comer.

 

Ejemplos de buenas marcas de piensos prensados en frío: Alpha Spirit, Luposan, Natural Menú, Summum…

 

Comida semihúmeda y latas

                Los piensos semihúmedos o las latas no suelen ser la opción más recomendable para el día a día pero pueden ser un buen recurso para perros mayores sin dientes, perros enfermos o cualquier otra situación en la que nos interese facilitar la ingesta al animal. Si bien suele ser más atractiva para el perro que el pienso seco, contiene un bajo índice nutricional y normalmente menos proteína, por lo que se deben aportar raciones diarias más abundantes.              

Datos a favor:

·         La textura es más blanda y suave por lo que suele ser fácil de ingerir.

·         Con la lata o el paquete cerrados el alimento puede mantenerse en buen estado durante meses o incluso años

Datos en contra:

·         Los perros no tienen apenas que masticar por lo que a la larga suelen aparecer problemas de sarro y enfermedades bucales

·         Ingerir cantidades superiores significa tener más cantidad de comida en el estómago constantemente.

·         Suele tener un precio elevado

Ejemplos de buenas marcas de piensos semihúmedos: Alpha Spirit, Natural Menú…

Ejemplos de buenas marcas de latas: Alpha Spirit, Rocco, Belcando, Criadores, Lukullus, Lupovet…

 

Comida deshidratada

                La comida deshidratada suele contener carne, verduras y fruta fresca que se deshidrata a temperaturas en torno a los 70 u 80 grados, eliminando la humedad y manteniendo los nutrientes iniciales. Como otros productos deshidratados de consumo humano,  se comercializa en  forma de copos que recuperan su forma inicial al mezclarlos con agua caliente y están listos para ser consumidos.

Datos a favor:

·         El olor y la textura de esta comida suele agradar bastante a los perros.

·         Está hecha con alimentos frescos naturales.

·         No se estropea aunque el paquete esté abierto.

Datos en contra:

·         Los perros no tienen apenas que masticar por lo que a la larga suelen aparecer problemas de sarro y enfermedades bucales

·         Necesitas tener agua caliente cerca para servir la comida.

·         Suele tener un precio elevado

Ejemplos de buenas marcas de comida deshidratada son Altudog, Naku…

 

BARF

                La dieta barf está basada en alimentos crudos y se compone de carne, huesos carnosos, vísceras, verdura y fruta. Los alimentos deben ser congelados previamente para matar bacterias dañinas y se sirve en crudo a temperatura ambiente.

Datos a favor:

·         Pocos perros le dicen que no a una comida natural.

·         Puedes controlar exactamente qué come tu perro y en qué cantidades, ajustando la dieta a sus necesidades.

·         Existen algunas variaciones como la dieta presa o la dieta casera cocinada que pueden ajustarse mejor a las necesidades concretas de ciertos perros.

·         Al triturar huesos carnosos crudos se reduce considerablemente los niveles de sarro.

Datos en contra:

·         Se requiere mucha preparación previa o asistencia profesional de un nutricionista canino para comenzar este tipo de alimentación. Los porcentajes deben ser los adecuados y no vale cualquier tipo de carne, fruta o verdura.

·         El proceso de comprar, pesar y congelar los alimentos pueden resultar tediosos para algunas personas.

·         Muchos veterinarios no están a favor de este tipo de alimentación porque hay personas que tienden a saltarse las normas quitando o añadiendo ingredientes a su antojo (por ejemplo, hay gente que elimina los huesos por miedo, siendo estos imprescindibles en la dieta siempre crudos y sin cocer ni cocinar).

 

Por todo esto no es fácil posicionarse sobre qué formatos o dietas son los más adecuados y será decisión de cada uno decantarse por el que sea, en su opinión, mejor y más sano para su compañero. Por suerte internet nos aporta infinitas fuentes de información para comparar y afinar todos los detalles que necesitemos al respecto.

 

Vida Perra!

Alimentación

Tipos de alimentación

A día de hoy todavía existe un amplio debate sobre si los perros son omnívoros o carnívoros. Podemos encontrar numerosos estudios donde se comprueba que los perros son capaces de comer diferentes tipos de plantas y desde luego pocos hacen ascos a un buen trozo de pan. Sin embargo la balanza científica se inclina fuertemente ante la hipótesis de que el perro es un ser de naturaleza puramente carnívora, influenciado en la historia por la especie humana para comer otro tipo de alimentos.

Leer más...

¿Mi perro está en su peso ideal?

Una preocupación que a menudo nos pasa por la cabeza es si nuestro perro está en su peso ideal o si está demasiado gordo o delgado. Independientemente de que cada perro tenga una fisonomía diferente, podemos observar algunos aspectos del animal para sacar conclusiones. Os dejo estas tablas orientativas:

 

Leer más...

¿Qué cantidad de pienso debe comer mi perro?

        Todo dueño se ha preguntado alguna vez si le está dando a su perro la cantidad correcta de alimento. Mucha gente no entiende por qué su perro está gordo si no le da nada aparte del pienso o por qué se le notan tanto las costillas si le da la cantidad recomendada por el fabricante. La respuesta es fácil: CADA PERRO ES UN MUNDO.

Leer más...